En el mundo occidental hoy en día, una de las fuentes de enfermedades más común es el estrés, debido a los ritmos de vida cada vez mas acelerados y en desarmonía con la naturaleza.

Nuestra sociedad, para encajar y vivir según los estándares de comodidades y progreso, nos pide estar cada día mas preparados y eficientes, trabajar mas y ganar más dinero para tener el coche nuevo y la casa más grande, ser en definitiva más exitoso, más competitivo. La competitividad es vista por nuestra sociedad como una cualidad positiva que te permite llegar hasta donde tus deseos te lo piden, pero la medicina china y todas las culturas holísticas la definen como algo no tan bueno.

Este aspecto de la naturaleza humana es asociado por todas las tradiciones medicas al Hígado que es el gestor de todas las emociones humanas. La competitividad, como todas las emociones, junto al estrés y al exceso de trabajo, tiene efectos psicosomáticos sobre el cuerpo humano, mas específicamente, sobre el proprio Hígado. De hecho produce a menudo bloqueos energéticos originando una síndrome muy común llamada “bloqueo del Qi de Hígado“.

 

Síndrome del bloqueo Qi de Hígado

Este síndrome en principio no da síntomas evidentes, pero con el tiempo puede afectar a la digestión provocando acidez, pesadez, gases y mala absorción de los nutrientes, además de irritabilidad, insomnio, dolores hipocondriales y afecciones pulmonares hasta llegar en etapas muy avanzadas a cuadros de astenias y agotamiento físico con consecuencias graves sobre la estabilidad emocional y la salud en general.

La medicina alopática occidental no tiene ningún tipo de remedio para estos cuadros clínicos, lo que hace es aliviar los síntomas con medicamentos que a menudo agotan aún más las reservas energéticas ya ampliamente tocadas.

La Medicina Tradicional China ofrece una alternativa muy creíble que viene con una garantía de fábrica vieja de 2000 años, fruto de la paciente observación de lo que pasa alrededor de nosotros mismos.

En los siguientes artículos se hablara de las pautas a seguir para tener una vida sana y equilibrada, además de las orígenes de esas mismas pautas y de tratamientos ancestrales que garantizan el mantenimiento de un nivel energético adecuado.

Ver artículo Medicina Circular

Volver a Runachay

Si te ha gustado, compártelo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin